Noticias

Los virus y cómo evitar infectarnos

Los virus informáticos son todos los programas maliciosos o los “malwares” que infectan los archivos del sistema con el propósito de modificarlos o incluso dañarlos, de tal forma, que no puedas abrirlos. Estos malwares actúan de tal manera que se apoderan de los archivos buenos de tu equipo, para incrustar su código malicioso en ellos. De esa forma, cada vez que quieras ejecutes ese archivo en otro equipo será portador del malware. En este artículo te explicaremos todo lo relacionado con los virus y cómo podemos evitar infectarnos. Si necesitas una revisión de tus equipos para tenerlos al día y libres de malware, ponte en contacto con nosotros.

¿Cómo evitar infectarse con los virus informáticos?

Reciben el nombre de malware, por las similitudes que existen con los virus biológicos que afectan a los humanos. Solo que la cura hablando en términos informáticos, sería un antivirus. De hecho, la forma más efectiva de protegerte es ayudándote justamente con antivirus y con la instalación de cortafuegos. Además, para protegerte de una infección en tu equipo, deberás evitar las vías principales que usan los virus informáticos, como por ejemplo:
  • Redes sociales.
  • Sitios en la web con dudosa procedencia.
  • Redes P2P.
  • Dispositivos USB infectados.
  • CDs o DVDs infectados.
  • Sitios web que se encuentren infectados por los virus informáticos.
  • Correos no solicitados.
Estas son las vías donde con mayor frecuencia se puede infectar con algún tipo de malware. Al tener mayor conocimiento de lo que pueden causar los virus y cuáles son los tipos de virus, tu protección podrá ser mayor.

Tipos de virus informáticos

Entre todos los tipos de malware podemos resaltar los 5 virus más comunes:
  1. Malware informáticos que afecta a la memoria: Este tipo de virus se aloja en la memoria de tu equipo y se activa sólo cuando tu sistema operativo se ejecuta. Por lo tanto, cada archivo que abras quedará infectado con ese malware. Toma control de todo lo que esté conectado a la memoria, su objetivo es corromper todos los programas o los documentos una vez abiertos.
  2. Malware de acción directa: Este tipo de malwares tienen como propósito replicarse y actuar cuando son ejecutados para infectar todo lo que pueda. Cuando se cumple determinadas funciones, el virus se pone en acción para infectar los ficheros en el directorio raíz del disco duro.
  3. Malware de sobreescritura: Este tipo de infección ataca a los archivos, con el propósito de borrar toda la información que se encuentra en tu equipo. Aunque es fácil de detectar este virus, normalmente cuando lo hacemos el archivo infectado ya no tiene utilidad.
  4. Malware de sector de arranque: La parte que es afectada en este es el arranque del sistema operativo.
  5. Macromalware: Detrás de cada programa o aplicación, se encuentran una cantidad de archivos que hacen posible su funcionamiento. ¿Qué pasa cuando los códigos de estos programas son sustituidos por códigos infectados? Exactamente, todo el programa o las aplicaciones quedan inservibles y dicha información infectada puede ser trasladada y afectar otros documentos, como los que proceden de los correos electrónicos.
Conociendo esto, es muy importante que extremes tu precaución tanto con la información que almacenas en tu equipo y con los dispositivos que introduces en tu equipo. Una infección puede ser un riesgo para todo lo que tengas almacenado en tu equipo.